Emprender también tiene su momento

//Emprender también tiene su momento

Emprender también tiene su momento

No es lo mismo empezar en enero que hacerlo en septiembre. Pero tampoco es lo mismo lanzar un producto en el mercado de la alimentación que hacerlo en el de los electrodomésticos. Todo tiene su tiempo, y si estás a punto de convertirte en emprendedor, es importante que lo tengas en cuenta y sepas cuatro cosas. Allí va:

El primer trimestre arrasa. Los propósitos de año nuevo son todo un clásico en el mundo empresarial. Es como si todos nos pusiéramos de acuerdo para concentrar a principios de año todos nuestros esfuerzos. Por esta razón, el mes que genera más emprendimiento es marzo.

La vuelta al cole. El segundo mes más propicio para dar vida a tu proyecto es septiembre. Hace unos añitos que dejamos la escuela y el instituto atrás, pero aún nos persigue el calendario escolar. Las vacaciones se convierten para muchos en el antes y el después de una nueva vida.

Pero el año es muy largo y no todo se reduce a marzo y septiembre. De hecho, como ya hemos dejado caer antes, dependiendo del sector de la actividad, existen mejores y peores momentos. Vale la pena echarle un vistazo. ¿Que tu negocio va de alimentación? Tu mercado está estable todo el año, pero es mejor emprender en los primeros meses por razones fiscales. En cuanto a la ropa y complementos, los inicios de temporada pueden echarte un cable, sobre todo la colección de primavera-verano.

Un caso muy claro es el de la informática y las nuevas tecnologías, que en Navidad alcanzan un número de ventas exagerado. Las fiestas navideñas son un momento propicio para lanzar al mercado aquella aplicación, aquel cachivache para la tablet, aquella funda especial para teléfono, o cualquier cosa relacionada con el mundo de las TIC.

Si lo tuyo es la hostelería, tu gran aliado se llama primavera. Con el buen tiempo la gente se anima a salir de sus casas y tomar unas cañas en la terracita del bar de la plaza, o cenar en aquel restaurante especial o tomar unas copas en el chiringuito de playa que tanto les gusta. El momento de iniciar tu proyecto debe ser primavera, pero en verano recibirás el empujón.

Hay muchos que piensan que las librerías y las papelerías son cosa del pasado, que ya no tiene sentido, pero no es verdad. En septiembre, el material escolar supone un gran coste para las familias, hecho que se traduce en el mes por excelencia para aquellos negocios que se benefician de la vuelta al cole de los niños.

Porque el cuándo también importa. A menudo el error no es el lugar o el producto sino el momento en el que decides darle vida y lanzarlo al mercado. Por esta razón, infórmate bien antes de empezar no sea que este factor se convierta en la clave de tu fracaso pudiendo ser la clave de tu éxito.

By | 2017-06-26T14:08:10+00:00 junio 29th, 2016|Reflexiones|