Sonrisas o lágrimas: ¿qué vende más?

//Sonrisas o lágrimas: ¿qué vende más?

Sonrisas o lágrimas: ¿qué vende más?

Muchos dicen que con una sonrisa las cosas entran mejor, pero cuando algo nos toca en el corazón, nos pone mucho más sensibles. El marketing lo sabe y es consciente de que jugar con las emociones es uno de sus puntos más fuertes. Eso sí: ¿es mejor levantar carcajadas o hacer caer alguna lagrimilla? Sonrisas o lágrimas: ¿qué vende más? ¡Vamos a descubrirlo!

Apelar a las emociones y a los sentimientos ha sido durante mucho tiempo el principal objetivo de muchas campañas publicitarias. Está comprobado que cuando algo nos enternece se queda en la memoria a largo plazo. Por este motivo muchos de nosotros recordamos perfectamente anuncios de la lotería de Navidad o algunas campañas de varias ONG. Además, como son historias personales nos implican mucho más y nos mueven por dentro.

Otro recurso totalmente contrario al apelar a los sentimientos es el humor. Cada día estamos sometidos a muchos estímulos generados por las marcas y es muy difícil penetrar en la mente del público representa un auténtico reto entre las empresas. En este sentido, el humor es uno de los rasgos que distinguen un anuncio por encima del resto. Tanto es así, que en España más de la mitad de los ciudadanos recuerda los anuncios con mensajes humorísticos. Además, si añadimos el hecho de que estamos viviendo una situación económica bastante complicada, lograr que el consumidor olvide lo malo y sacarle una sonrisa es una victoria para la marca.

En el terreno de las redes sociales, ganan las sonrisas. Y es que las marcas ven en Social Media la gran esperanza de penetrar en el público. De esta forma, a través de imágenes, frases, vídeos o comentarios divertidos, consiguen atraer la atención de los consumidores y hacerse un lugar dentro del gran mapa comercial. La gente recibe y encaja muy bien los mensajes cargados de humor y más cuando navega por internet en busca de entretenimiento.

No hay mejor forma de conectar con la audiencia que hacerlo con risas, aunque tenemos que admitir que las lágrimas son siempre un recurso efectivo. Los dos extremos resultan positivos para una campaña publicitaria, pero nosotros opinamos que el buen rollo, la diversión y las sonrisas enganchan de una forma especial y penetran en la mente de los consumidores de una forma mucho más positiva. Y tú, ¿eres más de lágrimas o de sonrisas? 🙂

By | 2017-06-29T15:47:19+00:00 mayo 12th, 2015|Recursos|