Los mejores y los peores meses para emprender

//Los mejores y los peores meses para emprender

Los mejores y los peores meses para emprender

Aunque parezca mentira, aquello de “la vuelta al cole” no es exclusivo para niños. Según el estudio de Iure Emprendedores & Business, el mejor mes para emprender es septiembre. Adiós a las vacaciones, adiós a los helados, adiós al calor, adiós a las cervezas en las terrazas… y hola a la vida laboral y al estrés. Ya no nos acordamos de la operación bikini que tenemos que empezar con la operación turrón. Sí, señores: ahora es cuando toca esforzarnos para sacar adelante nuestros propósitos.

Lanzarte a la piscina con el negocio de tu vida no es sencillo y hay una serie de factores que debes tener en cuenta. Primero, comprueba que la piscina esté llena de agua y, después, abre la agenda. ¿Qué mes es? Una de las condiciones a considerar cuando nos emprendemos con un proyecto es el momento del año en que lo hacemos. Porque no es lo mismo dar los primeros pasos en agosto que hacerlo el mes siguiente…

La idea es la misma, pero la acogida del público, no. El comportamiento de los consumidores difiere mucho según la época del año. En septiembre, el público está mucho más receptivo porque no está saturado, tiene energía, pilas y ganas para recibir inputs. Todo esto crea un clima propicio para el emprendedor. Para él, es ahora o nunca.

Aunque septiembre ya nos queda un poco lejos, es este mes de noviembre cuando debes valorar cómo llevas tu proyecto. Está a punto de celebrar el primer trimestre de vida, justo el momento de poder empezar a analizar los primeros resultados obtenidos. Antes de que te pillen las fiestas navideñas, aprovecha para comprobar que tu negocio va sobre ruedas y prepáralo para el boom de las compras de diciembre.

Y de invierno a verano. A no ser que tu negocio sea un chiringuito en primera línea de mar, no te atrevas a emprender en julio o agosto. El reloj se para, las persianas se cierran, los coches desaparecen y los aeropuertos se llenan. No es porque tu idea no valga la pena, es que no tendrás a quién mostrarla. Es un consejo, aunque te mueras de ganas de empezar, espérate unos días, porque el siguiente es el mejor mes de todo el año y lo tendrás todo a tu favor.

¿Hasta qué punto el ‘cuando’ puede influir en el emprendimiento? Además de todo el empeño, debes ponerle toda la atención y andar con pies de plomo con tu comienzo. Sigue el calendario escolar: descansa en verano y vuelve al cole en septiembre con las pilas cargadas, con ganas de empezar el curso y con la ilusión de un niño para encontrarte con gente con quien compartir experiencias. 😉

By | 2017-06-29T16:26:34+00:00 noviembre 26th, 2014|Recursos|