¿Cómo puedes darte a conocer en un momento en que no eres nadie? Tener un nombre dentro del ecosistema empresarial no es nada sencillo, por lo que caer en gracia puede jugar a tu favor. ¿Por qué no empezar dando la nota con un gran evento? No es que queramos que vayas de sobrado –insistimos en que aunque te creas el más guapo, aún nadie se ha fijado en ti–, sino que creemos que debes pisar fuerte para que el resto sepan que acabas de entrar. ¿Cómo? Organizando una buena presentación de tu negocio. ¡Aquí van algunos consejos!

Rodéate de un buen equipo. Sin una buena coordinación, por mucho que el catering sea delicioso, no vas a conseguir que los asistentes se lleven un buen recuerdo de este día tan importante. Un equipo competente, entregado y coordinado por alguien que domine la situación es el principal requisito para que la velada pase a la posteridad y tu marca personal arranque con muchísima fuerza.

Música en directo. No es lo mismo música ambiente que música ambiente en directo. Una buena banda sonora, única y perfecta, puede ser aquel detalle del que todo el mundo hable el día siguiente. La música es mucho más importante de lo que nos pensamos y si piensas que tu evento no tiene por qué tener música en directo, imagínate un recuerdo bonito de tu vida: ¿verdad que tiene banda sonora?

El sitio perfecto. Que no sea el típico pabellón de eventos que todo el mundo conoce. Si tiene que haber un requisito, que a los interesados en venir se vean obligados a consultar Google Maps para llegar a la ubicación. El poder de lo desconocido puede ser muy grande, y el factor sorpresa siempre se debe tener en cuenta. Eso sí, que reúna las condiciones necesarias: un espacio diáfano, claro, iluminado y con plantas será tu mejor aliado.

Comida y bebida ligeras. Que no quiere decir light. Tu deseo no es que los asistentes cojan una buena castaña y lo olviden todo: ¡al contrario! Lo que necesitas es que todo el mundo se vaya con la sensación de haber descubierto un nuevo proyecto interesante, que han pasado una tarde de lo más agradable y que el catering estuvo muy bien. Cerveza, vino, pequeños sándwiches y mini muffins: ¡los enamorarás a todos!

Presentación atractiva. Una pantalla detrás se convertirá en tu mejor decorado. Expliques lo que expliques, acompáñalo con imágenes representativas. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que te recomendamos que optes por afirmaciones contundentes, un soporte visual que hable por sí solo y la participación de los asistentes. Encuentra una buena dinámica e implica a aquellos que con Google Maps han conseguido llegar a la presentación.

Un evento empresarial es la excusa perfecta para generar networking entre los asistentes. Por esto, es decisivo que, además de darte a conocer, refuerces tu red de contactos. Por si aún no lo sabes: tener una buena agenda telefónica es, quizás, uno de los puntos más fuertes para cualquier empresario. Emprendedor, no dejes escapar la oportunidad de decir “hola” al mundo, haciéndolo de la mejor forma posible y solo como tú sabes lograrlo. 😉