¿Por qué pasarte al coworking?

//¿Por qué pasarte al coworking?

¿Por qué pasarte al coworking?

Si nos paseamos por las salas de Meet BCN y empezamos a preguntar a los coworkers por qué están aquí, habría razones muy distintas. Eso sí, existen casos parecidos de personas que han pasado meses e incluso años trabajando desde casa como freelancers, pero que no han aguantado más. Vivir y trabajar bajo el mismo techo y entre las mismas paredes puede acabar con tu salud mental.

Por otro lado, una de las características del coworking es la capacidad de generar sinergias entre profesionales. Compartir un mismo espacio de trabajo hace muy fácil la interacción entre coworkers cuyas empresas no tienen nada que ver pero que pueden establecer vínculos profesionales. ¿Necesitas un diseñador gráfico para tu producto? ¿Estás buscando desesperadamente un traductor? No hace falta que vayas muy lejos, levanta la cabeza y los encontrarás.

Los espacios de coworking también son la respuesta perfecta a un perfil de profesional concreto: al extranjero que decide cambiar de residencia y empezar una nueva vida en una nueva ciudad. Si no te mueves de casa, poco aprenderás sobre tu nuevo espacio, sobre cómo es el día a día, y sobre el tipo de negocios que hay en tu entorno. En un espacio de coworking palparás la realidad, conocerás quién emprende en este país y con quién puedes colaborar.

Y no solo esto. Se han acabado los monólogos, las rabietas estúpidas fruto del exceso de soledad, las distracciones y las frustraciones de querer hacer amigos. Ya el primer día que empiezas en un coworking, dejas atrás todos los aspectos negativos que conlleva trabajar solo desde casa. Ahora tendrás compañeros con quien charlar, comer juntos, explicarte historias y, sobre todo, reír. A partir de hoy tendrás una nueva familia, la del coworking, la que verás todos los días y con quien tendrás una confianza especial.

En casi cinco años la Meet Family ha ido creciendo y creciendo y creciendo. Y cada día somos más los que un día decidimos dar el gran paso de nuestras vidas: abandonar nuestra casa como espacio de trabajo y empezar bajo un techo distinto, con nuevas personas a quien conocer y con quien relacionarnos, y sacar el máximo de nosotros mismos. ¡Viva el coworking! ¡Viva los amigos, la comodidad y la productividad!

By | 2017-06-26T13:56:26+00:00 agosto 31st, 2016|Coworking|