El sector del coworking sigue en auge y cada vez aparecen más y más espacios de trabajo compartido. Aunque factores como los servicios prestados y la ubicación son clave a la hora de elegir un buen coworking, es necesario encontrar también otros elementos diferenciales ante tanta competencia.

Los coworkings cuidan cada vez más el diseño de sus espacios y apuestan por crear entornos únicos que ofrezcan mucho más que un espacio de trabajo. Aunque hay gusto para todo, ¡te mostramos algunos de los coworkings más bonitos del mundo –según nuestro criterio- para que puedas deleitarte con sus espacios!

Uncommon, Londres

Uncommon, uno de los coworkings más bonitos del mundo

Estaremos todos de acuerdo en que los espacios de coworking de Uncommon no son, precisamente, algo convencional. Su diseño es, en pocas palabras, espectacular.

Uncommon cuenta con 5 centros repartidos por Londres, a cuál más bonito. Los espacios son amplios, luminosos y con un diseño moderno y sofisticado que apuesta por el color y la comodidad.

Lo que también nos encanta de estos espacios de coworking es su compromiso de impacto positivo, con estrategias enfocadas en reducir su huella medioambiental, trabajar en edificios más sostenibles, colaborar con proveedores éticos y fomentar el bienestar de sus miembros.

Ministry of New, Mumbai

Ministry of New, uno de los coworkings más bonitos del mundo

Mumbai es la ciudad más densamente poblada de la India -¡y la cuarta del mundo!-, pero, cuando entras en Ministry of New, parece como si el tiempo se parara y todo el ajetreo exterior desapareciera.

Considerado por muchos como uno de los coworkings más bonitos del mundo, el estilo de Ministry of New es inconfundible: colorido, alegre, desenfadado, con espacios llenos de plantas y mucha luz natural. Todo ello en un ambiente encantador con toques de estilo art déco.

Y si todo esto no fuera suficiente para convenceros, solo queda decir que todo el mundo habla maravillas de la comida de su cafetería. ¡Habrá que probarla, ¿no?!

Tropical Nomad, Bali

Tropical Nomad, uno de los coworkings más bonitos del mundo

Si alguna vez tienes la oportunidad de hacer unas workation en Bali, Tropical Nomad es un espacio de coworking de ensueño situado en la zona de Denpasar que debería considerarse parada obligatoria.

El espacio de trabajo tiene un estilo rústico y un aire tropical, lleno de plantas y muebles hechos de elementos naturales como la madera, el mimbre o el ratán. Las salas son diáfanas y muy luminosas, pero lo realmente sorprendente es su exterior. El coworking cuenta con una enorme zona de terraza y jardín, rodeada de palmera y mucha vegetación. Es un auténtico oasis de tranquilidad que invita a disfrutar del entorno y la slow life. ¡El paraíso si eres nómada digital!

The New Work Project, Nueva York

The New Work Project, uno de los coworkings más bonitos del mundo

Ubicado en una antigua fundición situada en el barrio de Brooklyn (Nueva York), The New Work Project mantiene su esencia industrial, pero con un aire totalmente renovado.

Cuenta con un diseño extraordinario de estilo minimalista, elegante y sofisticado, en el que predominan los tonos negros y blancos. Toda la oficina parece una galería de arte: numerosos cuadros, muebles de diseño y objetos de coleccionista que, a nuestro parecer, lo convierten en uno de los coworkings más bonitos del mundo.

Si quieres proyectar una imagen profesional y de distinción a tus clientes, ¡este es el coworking ideal!

Meet BCN, Barcelona

Meet BCN, uno de los coworkings más bonitos del mundo

Quizás pueda parecer algo pretencioso situarnos en un ranking de los coworkings más bonitos del mundo, pero ya avisamos que se trataba de una lista basada en nuestra opinión personal, je je. Algunas plataformas nos catalogan como el segundo coworking más bonito de Barcelona y no les vamos a quitar la razón. También diremos a nuestro favor que el diseño del espacio y su decoración es una de las cosas que más resaltan nuestros clientes cuando descubren Meet BCN, ¡así que por algo será!

Si nunca has estado en Meet BCN, te ayudamos a imaginarlo. Se encuentra en Rambla de Catalunya, una de las calles más emblemáticas de la ciudad, llena de restaurantes, cafeterías, comercios locales… En el número 125, te espera un espléndido edificio de 1900 de estilo modernista, con un vestíbulo que quita el hipo y un ascensor de madera y hierro forjado original. Al cruzar la puerta del 3º 2ª, descubres un espacio con un diseño muy cuidado: techos altos con cornisas y rosetones, suelos de mosaico hidráulico, salas de trabajo con mucha luz natural. ¡Todo en un ambiente cálido y acogedor que te hace sentir como en casa!