Ay… verano, ¡querido verano! El feed de tu Instagram empieza a llenarse durante estas semanas de fotos de amigos y conocidos que suben día sí y día también selfis en playas de ensueño, excursiones y picnics en la montaña, cervezas en la terracita de algún bar… Haces un poco de scroll y acabas por cerrar la aplicación. ¡Qué pesados!, pensarás. Y es que el tiempo vale oro para cualquier freelancer y no podemos darle al botón de “pausa” para detenerlo. Este verano no es excepción: no puedes permitirte el lujo de desconectar del trabajo. Piensas en el panorama que se avecina, en el teletrabajo en casa, y no puedes evitar soltar alguna que otra lagrimilla…

Pero como siempre, todo es cuestión de enfoque y de actitud. ¿No te encanta lo que haces? ¡Pues claro! Hay un montón de emprendedores en la misma situación que tú, pero se levantan cada día con una ilusión enorme para ir a su espacio de trabajo. Si quieres saber cómo lo consiguen, presta atención a cómo puedes aprovechar todo el potencial del coworking también en verano.

Trabajar en un ambiente inspirador y cómodo es la mejor inversión para tu bienestar

Aunque la idea de pasar el día en pijama y alargar un poco más la alarma del despertador puede parecer muy tentadora al principio, la falta de un espacio de trabajo adecuado pasa factura rápidamente. Aislamiento, distracciones, aburrimiento, que si la silla es incómoda, que si hace mucho calor, que si me falla el wifi… Los coworkings, en cambio, son espacios de trabajo profesionales pensados para ofrecerte todas las comodidades que necesitas y cuidar hasta el último detalle.

Los niveles de productividad no suelen ser los más altos durante los meses de verano, pero trabajar en un espacio luminoso, cómodo, acogedor y en un ambiente inspirador rodeado de otros profesionales aumentará tu creatividad y hará que las ideas fluyan por sí solas.

Comparte mucho más que un espacio de trabajo

Hace unos días te recomendábamos algunos de los eventos de networking que se celebran en Barcelona este verano. Pero si lo que quieres es conseguir contactos de calidad, la mejor forma de encontrarlos es un espacio de coworking y trabajar codo a codo con ellos. Quien sabe, puede que hagas importantes sinergias e incluso empieces un proyecto conjunto con alguno de ellos.

De todas formas, si empiezas a trabajar en un coworking este verano encontrarás mucho más que compañeros de trabajo. Compartir anécdotas del fin de semana, inquietudes, risas, cafés, afterworks y horas y horas de buen rollo hará que esos perfectos desconocidos pasen a formar parte de tu círculo más íntimo. La comunidad de coworkers es lo más valioso en estos espacios. Para nosotros es tan especial que preferimos llamarla #meetfamily.

Decide tú cuándo trabajas

La organización de los horarios suele ser un quebradero de cabeza para muchos freelancers. No sabes cómo pero siempre acabas haciendo más horas que un reloj. Trabajar en un coworking este verano te ayudará a marcar una rutina sana de trabajo: te levantas, ducha rápida, desayunas algo delicioso para empezar con buen pie la mañana y ¡sales camino al coworking dispuesto a comerte el día!

¿Nuestra recomendación? Súmate al horario intensivo este verano. ¡Que no te asuste nuestra propuesta! Con el montón de trabajo que tienes, pensarás, solo te falta hacer menos horas. Pues sí. No se trata de cantidad, sino de calidad. Uno de los mejores trucos para aumentar tu productividad consiste en conocerse bien a uno mismo e identificar los momentos de mayor inspiración y productividad. Aprovecha esas horas en las que trabajas mejor y, cuando no, disfruta también de tu tiempo libre sin remordimientos.

La flexibilidad que ofrecen los coworking te permitirá, además, organizar tus horarios cómo prefieras. Si una semana tienes una entrega importante, ¡que no cunda el pánico! Hay modalidades de coworking como el full time que te ofrecen un acceso 24 h a la oficina para que inviertas todas las horas que necesites.

¡Disfruta del entorno!

Lo bueno de ser tu propio jefe es poder decidir, además de cuándo, dónde trabajas. Barcelona es una ciudad fantástica, llena de vida, que atrapa y atrae fácilmente a cualquiera. En coworkings como Meet BCN, ubicado en la emblemática Rambla de Catalunya, tienes cerca una gran variedad de restaurantes, terrazas, cafeterías, negocios históricos, cines, teatros, jardines… Si el fin de semana te apetece desconectar y escapar de la ciudad, tienes a un golpe de tren o coche paraísos como los Pirineos o la Costa Brava.

 

Como habrás visto, ¡no son pocas las ventajas de trabajar en un coworking en verano! Si no puedes permitirte dejar de lado tu negocio y coger vacaciones, al menos aprovecha para trabajar en compañía en un coworking cómodo, acogedor e inspirador. En Meet BCN estaremos encantados de conocerte. ¡Te esperamos con los brazos abiertos! 😉